Conduce con cuidado por las noches y llega con bien

Conduce con cuidado noche 2

¡Conduce como un experto! Aquí te compartimos estos consejos para que conducir de noche sea un poco más seguro.

Las autoridades viales y las grandes compañías de seguros coinciden en que la conducción nocturna presenta desafíos únicos, mayores riesgos y numerosas muertes y lesiones. Las tasas de mortalidad por accidentes de tránsito son tres veces mayores durante la noche que durante el día.

Muchos conductores creen que hay seguridad en el tráfico reducido y desconocen cómo afrontar los retos de conducir de noche, compartiendo las carreteras con los usuarios menos responsables que se aventuran en las carreteras.

Conduce con cuidado noche 1

¡Conduce con cuidado! ¿Qué hago para no ponerme en peligro mientras manejo en la noche?

La forma más obvia de evitar los peligros inherentes a la conducción nocturna es simplemente no conducir de noche y, en viajes largos, utilizar otras formas de transporte si están disponibles.

Si bien desaconsejamos conducir de noche, siempre que sea posible, reconocemos que algunos tienen que hacerlo y no pueden retrasar el viaje durante el día y el buen tiempo.

¿Por qué es tan peligroso conducir de noche?

Hay muchas razones para el aumento de los riesgos:

  • Disminución de la visibilidad. La percepción de la profundidad, el reconocimiento del color y la visión periférica se ven comprometidas después de la puesta del sol.
  • Muchos conductores jóvenes sin experiencia circulan por las carreteras de noche y no tienen las habilidades y la concentración que conlleva la experiencia.
  • Los conductores mayores necesitan más luz para ver tan bien como los conductores más jóvenes.

Los peligros están a la orden del día

  • Los usuarios vulnerables de la carretera, como peatones y ciclistas, a menudo no son claramente visibles por los automovilistas y viceversa.
  • Capacidad reducida para juzgar la velocidad y la distancia durante la noche.
  • Compartir las carreteras con muchos conductores ebrios y peatones que regresan de bares, fiestas, etc. a altas horas de la noche.
  • Compartir las carreteras con conductores fatigados tras un duro día de trabajo o con aquellos que han estado conduciendo largas distancias.
  • La vida silvestre se aventura en las carreteras con estos riesgos incrementados en áreas donde las cercas están rotas o removidas.
  • Los delincuentes suelen acechar en la oscuridad, colocando objetos en la carretera para provocar choques y robar a los conductores y ocupantes.

Conduce con más seguridad en las noches siendo un conductor informado

No todos los riesgos están fuera de nuestro control. Podemos tomar decisiones informadas y con la planificación previa al viaje y los ajustes necesarios en el comportamiento de conducción, ¡podemos hacer que nuestra conducción nocturna sea más segura!

También te puede interesar: Consejos para conducir de noche: lo que necesitas saber