Tipos de mantenimiento preventivo que considerar

partes-auto-debes-revisar-regularmente

El nombre “mantenimiento preventivo” habla por sí mismo; Ayuda a evitar que tu automóvil requiera tipos de mantenimiento más avanzados y costosos en el futuro al solucionar pequeños problemas desde el principio.

Lo anterior con el propósito de siempre conducir seguro. Otro aspecto importante que te mantiene seguro al volante es el seguro de auto, por lo que es buena idea cotizar un seguro de auto y elegir el mejor.

Queremos que nuestros clientes aprovechen al máximo tus vehículos, por lo que hemos compilado esta lista de tipos de mantenimiento preventivo que debes considerar anualmente.

1. Inspección de la correa de distribución

La correa de distribución juega un papel importante en el funcionamiento del motor. Regula los pistones y el árbol de levas para que los componentes cruciales de su motor no golpeen entre sí y provoquen una fricción innecesaria.

Cuando la correa de distribución deja de funcionar, se produce el rechinamiento y la fricción, lo que puede significar grandes reparaciones y reemplazos para su motor.

2. Cambio de aceite

Posiblemente el mantenimiento preventivo más mencionado en nuestro blog, un cambio de aceite es importante para mantener tu motor funcionando sin problemas.

El aceite fangoso o espeso contaminará los componentes de su vehículo, impidiendo que funcionen correctamente y provocando una acumulación de suciedad en los mecánicos.

Para determinar si es necesario cambiar tu aceite, verifica tu aceite. Esto es algo que su mecánico puede hacer por ti durante el mantenimiento preventivo, pero también es una tarea que puede hacer en casa sin preocuparse por dañar tu vehículo con las prácticas de bricolaje. Ya sea que uses un medidor electrónico o una varilla de nivel clásica, si posees un vehículo, debes aprender a verificar el aceite limpio.

auto-usado-revision-mecanica-1024x683

3. Revisión de la batería

No hay mucho que tu mecánico pueda hacer por tu batería además de reemplazarla, pero la batería nos dice mucho sobre la vida útil de tu vehículo.

Por ejemplo, si tu batería debería estar funcionando como nueva, pero tiene problemas para arrancar tu vehículo o para mantener la carga durante el uso, es posible que tu sistema de arranque y carga esté teniendo problemas.

Un mecánico capacitado, como nuestro equipo, verificará fugas, acumulaciones y cualquier otro problema que pueda estar causando que la batería no funcione correctamente.

4. Alineación de llantas

Con el tiempo, la forma en que conduce tu vehículo puede desgastar la banda de rodadura de manera desigual y hacer que las llantas se muevan de donde están colocadas en su vehículo.

Si tus llantas no están alineadas correctamente, podría causar problemas con tu dirección. Siempre que cambies tus llantas, debes hacer una alineación para asegurarse de que todo esté asentado correctamente en tu vehículo. Recuerda también rotar los neumáticos con regularidad, de modo que la banda de rodadura se desgaste uniformemente en ambos lados, creando una conducción suave.

Puede parecer mucho tiempo y dinero cuando se cambian los neumáticos para seguir adelante y obtener una alineación y rotación, pero vale la pena. Los vehículos que no tienen sus neumáticos rotados y alineados terminan necesitando neumáticos nuevos mucho antes de lo normal.

También te puede interesar: Cómo seleccionar el taller de autos