Consejos para conducir de noche: lo que necesitas saber

conducir noche 2

¿Conducir en la noche es realmente tan arriesgado? Muchos lo afirman. Según expertos, las tasas de mortalidad por accidentes de tráfico son tres veces mayores durante la noche que durante el día. Pero no hay que vivir con paranoia ni con miedo si se toman todas las precauciones posibles.

Para mantenerte seguro en la carretera después de la puesta del sol, hemos recopilado una lista de los mejores consejos para conducir de forma segura por la noche.

Recuerda que debes tener un seguro de auto que te proteja en caso de un accidente. Muchas compañías de seguros te ofrecen asesoría gratuita. Contrata la póliza adecuada para ti y conduce con tranquilidad de noche y de día.

conducir noche

1. Limpia tu parabrisas para que conduzcas tranquilo en la noche

Claro, ese parabrisas sucio parece molesto pero inofensivo durante el día, pero puede causar un resplandor cegador mientras conduces en las noches.

El polvo que quizás no notes durante el día también puede acumularse en el interior, por lo que es importante limpiar el parabrisas tanto por dentro como por fuera.

2. Revisa tus luces

¿Están los faros delanteros y las luces traseras en buen estado? ¿Apuntan correctamente? ¿Qué hay de tus intermitentes?

¿Quieres ver y ser visto sin cegar a otros conductores? Asegúrate de que todo esté orientado y funcionando correctamente. Y siéntete libre de encender las luces una hora antes de la puesta del sol; puedes ayudar a otros conductores a verte venir.

3. No mires hacia la luz

Trata de no mirar directamente a los semáforos del tráfico. Cuando los autos se acerquen, haz todo lo posible por mirar hacia abajo y hacia la derecha, mientras te concentras en la línea blanca o amarilla.

4. Aumenta la distancia y reduce la velocidad

Claro, todos tenemos prisa por llegar a casa, pero es mucho más probable que reducir la velocidad y evitar seguir detrás te lleve sano y salvo. Utiliza los faros delanteros para medir la distancia y el tiempo de parada.

5. Ser visto de lado

Si necesitas detenerte, asegúrate de que otros conductores te vean fácilmente. Lleva contigo triángulos reflectantes, enciende las luces de emergencia e incluso enciende la luz del techo para aumentar tus posibilidades de ser visto.

Recuerda: el lugar más seguro para esperar ayuda es dentro de tu automóvil.

6. No te distraigas en la noche

Ya sea que estés enviando mensajes de texto, jugando con la radio o cenando en tu automóvil, desviar tu atención de la carretera es peligroso. No son solo las fuertes multas las que hacen que la conducción distraída sea un negocio arriesgado.

Cuando estás cansado después de un largo día de trabajo, tus tiempos de reacción se reducirán. Apartar toda tu atención de la carretera es una mala idea.

7. Mantente atento a los peatones

Los peatones y corredores no siempre usan equipo de seguridad y pueden ser increíblemente difíciles de ver después del anochecer. Tómate siempre más tiempo para estar atento a los peatones, especialmente en carreteras con poca iluminación.

8. No bebas cuando conduces, ni de noche ni de día

Los accidentes mortales relacionados con el alcohol son cuatro veces más altos durante la noche que durante el día. No te pongas en riesgo al conducir bajo los efectos del alcohol.

Si sospechas que alguien está conduciendo ebrio, mantén la distancia y, si puedes, llama de manera segura al 911. ¡Te queremos bien, te queremos sano y salvo!

También te puede interesar: Los beneficios de llevar puesto el cinturón de seguridad