¿Qué es la conducción defensiva?

Conducción defensiva

No importa cuál sea tu experiencia al volante, la conducción defensiva es tu mejor opción. Tanto si conduces en invierno, como si eres un conductor adolescente, estas técnicas de conducción defensiva pueden aportarte una mayor tranquilidad.

Aprende qué es la conducción defensiva a continuación y cómo puedes ponerla en práctica para hacer tu viaje diario un poco más fácil.

Técnicas de conducción defensiva

Aunque no puedes eliminar todas las amenazas en la carretera, puedes controlar cómo respondes a ellas.

Los conductores a la defensiva se anticipan a los riesgos de la conducción y responden eficazmente para evitar accidentes.

Puedes complementar tu formación de conductor con técnicas de conducción defensiva, empezando por las habilidades de preparación, observación y reacción, para estar preparado en caso de emergencia.

Además no olvides que debes contar con un seguro, por lo que puedes cotizar un seguro de auto en linea y así elegir el que mejor te guste.

Mantén la distancia

Mantén un espacio amplio entre tú y el coche que te precede para tener tiempo de responder con seguridad si el conductor comete un error.

La cantidad de espacio necesario varía en función de la velocidad, pero generalmente se considera segura una distancia de tres a cuatro segundos entre tú y el otro conductor.

Cuando el coche pase por delante de un objeto, como un coche, un árbol o una señal, cuenta el número de segundos que tardas en llegar a ese objeto para medir tu distancia.

Sé consciente de tu entorno

Sé consciente de tu entorno mientras conduces. Comprueba tus espejos con frecuencia y mira la carretera delante de ti en busca de coches, ciclistas y peatones.

Si eres consciente de tu entorno, podrás reaccionar rápidamente si detectas alguna amenaza potencial.

Conducción defensiva

No des por sentado que los demás conductores son seguros

Se considerado con los demás conductores, pero recuerda que es posible que no cumplan con sus normas de conducción segura.

Aunque ningún conductor es perfecto, algunos vehículos son manejados por conductores agresivos o distraídos que pueden saltarse un semáforo en rojo u olvidar el intermitente.

Anticiparse a los errores de otro conductor puede ayudarte a ajustarse en consecuencia para evitar accidentes.

Adapta tu velocidad a las condiciones actuales

Es más fácil conducir en condiciones no perfectas cuando se conduce a una velocidad menor. Utiliza tu mejor criterio y conduce a una velocidad apropiada para sus condiciones de conducción, incluso si estás por debajo del límite de velocidad.

Los límites de velocidad se crean teniendo en cuenta las condiciones ideales, así que ajústalos en consecuencia cuando llueva o nieve para tener tiempo suficiente para frenar.

Mantén la calma y la atención

Estarás preparado para reaccionar ante las emergencias si mantienes la calma y la atención mientras conduces. Si los conductores agresivos le hacen ver la luz roja, intenta no dejar que tu rabia en la carretera se contagie a ti.

Si buscas más consejos de seguridad, puedes ser un buen candidato para una clase de conducción defensiva en línea o en persona.

También te puede interesar: Seguro de coche a terceros y a todo riesgo