Cómo cuidar un auto clásico

Al contrario de lo que varias personas piensan, cuidar un vehículo clásico no se trata solo de limpiarlo por dentro y por fuera, sino de preservar el motor y mantener los fluidos bajo control.

En esta publicación te brindamos varias recomendaciones para protegerlo. Una de las decisiones más importantes es adquirir una póliza de acuerdo a tus necesidades. Aquí podrás cotizar los seguros de autos en México.

Realiza chequeos regulares

La mayoría de los coleccionistas de autos saben mucho sobre mecánica y, por lo general, realizan el mantenimiento de su propio vehículo. Incluso si mantener tu vehículo en buenas condiciones es parte de tu pasatiempo, aún debes hacer que un mecánico calificado lo revise con regularidad.

Esto evitará que se produzcan problemas en el futuro como consecuencia de haber pasado por alto un simple ajuste o una reparación que debía realizarse.

Limpieza constante

Es imprescindible limpiar y encerar tu coche clásico con regularidad. Dale un buen lavado a mano de vez en cuando, para mantenerlo alejado de la suciedad y otras impurezas que podrían causar daños permanentes al exterior.

Después de lavarlo, haz que la pintura de tu auto brille con un buen encerado, que podría hacerse cada 6 meses aproximadamente. ¡No olvides limpiar y proteger el interior de tu vehículo también!

Llévalo para paseos regulares

Además de darte el placer de conducirlo y conocer a otros coleccionistas en las exposiciones de autos, los recorridos regulares te ayudarán a mantener los motores funcionando correctamente y asegurarte de que todo esté bien con tu vehículo.

Mantenlo cubierto

El exceso de la exposición natural de cualquier tipo (lluvia, viento, granizo o sol) podrían dañar severamente los vehículos clásicos. El contacto prolongado con el agua puede provocar el desarrollo de óxido. El viento podría arrojar algunos objetos hacia tu vehículo, lo que podría provocar rayones y abolladuras.

La luz solar directa puede provocar un calor excesivo y dañar tu vehículo de diferentes formas. Si constantemente nieva en la ciudad o la región en donde vives, esto podría provocar la congelación de tu motor. Y la lista no termina ahí. El simple hecho de tapar tu coche o aparcarlo en la cochera con una buena estructura protegerá tu auto y evitará cualquier incidente.

También te puede interesar: ¿Comprar un seguro de auto a tu concesionario?