Lo último de CityFreighter, el camión repartidor eléctrico CF1

CityFreighter CF1

“Hay muchas cosas que manejar, por lo que la industria está buscando soluciones”, dijo Michael Schoening, presidente de la empresa de tecnología limpia CityFreighter, que presentó su camión de entrega CF1 en la Advanced Advanced Transportation Transportation Expo del miércoles en Long Beach.

El CF1 se trata de un camión de reparto de servicio mediano, completamente eléctrico, de última milla, con un piso ultra bajo que facilita la carga y descarga, un sistema de entrada sin llave que abre y cierra la puerta de forma remota y un diseño moderno. Cuenta con una pantalla de navegación tippo Tesla diseñada para atraer a los conductores más jóvenes en un momento en que las empresas están luchando para reclutar nuevos repartidores.

La carga útil para el CF1 es de 2,4 toneladas. Su caja de carga tiene un mínimo de 710 pies cúbicos y su rango de conducción eléctrica es de 100 millas.

EL CF1 BAJA AUTOMÁTICAMENTE

“No es suficiente cambiar el motor de combustión, que su chasis se vea moderno o tenga un proceso de renovado de llantas y ponerlo en un motor eléctrico”, dijo Schoening. “Nadie está comprando un camión eléctrico porque es eléctrico. Debe mostrar que está ahorrando costos de operaciones, por lo que uno de nuestros principales objetivos es un diseño orientado al conductor y muy orientado al cliente”.

Schoening dijo que los repartidores pierden tiempo cargando y descargando paquetes con un elevador que solo es necesario porque el piso del camión es demasiado alto. Con la suspensión neumática eléctrica del CF1, cuando el conductor abre la puerta y abre el obturador en la parte posterior, todo es eléctrico y sin llave. El camión se baja automáticamente.

¿Qué tan bajo va? Es de 17 pulgadas. En comparación, la camioneta de carga Mercedes-Benz Sprinter tiene un borde de carga de 21 pulgadas.

“Hace que sea mucho más fácil para el operador entrar y salir, por lo que no necesita dar un paso”, dijo Schoening.

Otras características están diseñadas para facilitar el trabajo del conductor de entrega. El llavero sirve como autorización. Cuando el conductor se acerca al camión con la llave, automáticamente desbloquea y abre las puertas de carga. También los vuelve a bloquear y los cierra cuando el conductor se aleja.

DOS AÑOS EN DESARROLLO

En desarrollo durante dos años, el CF1 incorporó comentarios de las entrevistas de CityFreighter con los conductores de United Parcel Service y DHL. Pueden realizar hasta 80 paradas por turno.

“Cualquier cosa adicional que deba hacer, ya sea abrir una manija o sacar la llave de su bolsillo, se suma”, dijo Schoening. Al final, el paquete está impulsando todo esto. El camión de la última milla, es parte del sistema de la cadena de suministro.

Con oficinas en los Estados Unidos, China y Europa, CityFreighter planea ingresar primero al mercado de los Estados Unidos, seguido de Europa. Ya ha vendido 500 CF1 a XPO Sales, un servicio de arrendamiento ecológico con sede en Inglewood, California, que se centra en los operadores de flotas comerciales.

El comercio electrónico está en auge y tan sólo se esperaba que crezca, de $505 mil millones en los EU en 2018 a $735 mil millones en 2023, según Statista y eso genera una gran necesidad de vehículos ecológicos para entregar todos esos paquetes.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*